Quiropráctico

Artrosis

Un quiropráctico de artrosis detectará, ayudará a prevenir y aliviará la artrosis del modo más eficaz, aportando una mayor flexibilidad, fortaleza y movilidad a tus huesos y articulaciones.

La artrosis consiste en una degeneración de las articulaciones, provocada principalmente por el paso del tiempo y el envejecimiento, que ha desgastado el cartílago de las articulaciones en exceso, provocando dolores y molestias que afectan directamente al día a día.

La combinación de artrosis y quiropráctica funciona, ya no solo para aliviar los dolores, sino también para prevenir la degeneración de las articulaciones, , por lo que es importante tomar las medidas preventivas necesarias, encontrando en la quiropráctica a tu mejor aliado.

 

Beneficios de la quiropráctica para la artrosis

 

Diferentes estudios han demostrado que la quiropráctica sirve para tratar los efectos causados por la artrosis, devolviendo la movilidad que los huesos han ido perdido con el paso de los años.

La quiropráctica permite tratar la artrosis de manera totalmente natural, atacando el origen del problema, y no buscando soluciones intermedias que no acabarán con la artrosis.

De hecho, un tratamiento quiropráctico para el ajuste de la columna vertebral y articulaciones es más eficaz y saludable que otros como la inyección de esteroides o la toma de pastillas antiinflamatorias.

 

¿Qué hará un quiropráctico para ayudarte en tu artrosis y la mejora de tus articulaciones?

 

Un quiropráctico mejorará la función de las articulaciones y ayudará a aliviar el dolor de la artrosis, así como a prevenir el desgaste prematuro de las articulaciones y los cambios óseos, que afectan directamente a la movilidad de las articulaciones y en definitiva, a la calidad de vida.

La quiropráctica mejorará la biomecánica y estabilidad de las articulaciones, lo que ayudará a combatir el desgaste, además de disminuir los dolores y mejorar la movilidad en general.

 

Artrosis cervical tratamiento quiropráctico

 

El tratamiento quiropráctico para artrosis cervical es uno de los más demandados, ya que la artrosis cervical, también conocida “cervicoartrosis”, es muy habitual a partir de los 50 años de edad, debido a una degeneración del cartílago de las articulaciones de la columna cervical.

Dado que en muchos casos la artrosis cervical no produce síntomas y pasa totalmente desapercibida, es importante tomar medidas de prevención para evitar que aparezca, antes de que sea demasiado tarde.

Un tratamiento quiropráctico para artrosis cervical ayudará a aliviar los dolores, el proceso de desgaste del cartílago y mejorará la calidad de vida, ayudando a evitar el uso de tratamientos farmacológicos y antiinflamatorios.

 

Tratamiento quiropráctico de artritis

 

Hay que diferenciar entre un tratamiento quiropráctico de artritis ya establecida o como prevención:

 

  • Tratamiento quiropráctico para artritis ya establecida:

 

El quiropráctico de artrosis trabajará para corregir la mala posición de las articulaciones con sus propias manos, con el objetivo de que puedan recuperar la movilidad y evitar un posible empeoramiento.

 

  • Tratamiento quiropráctico para prevenir la artritis:

 

Cuando se trata de un tratamiento de prevención, el quiropráctico detectará posibles desplazamientos o bloqueos vertebrales, para que así puedan disfrutar de una mayor movilidad en las articulaciones, evitando que comience el proceso de solidificación y el problema empeore.

En Clínica QO realizaremos siempre un tratamiento quiropráctico para la artrosis adaptado a las necesidades de cada paciente, ya que las causas que pueden provocar el desgaste de las articulaciones pueden ser muy variadas.

Por ello lo primero que hacemos es detectar la causa que está provocando la artrosis, y a partir de ahí aplicaremos el tratamiento quiropráctico más adecuado y eficaz, siempre tras haber hablado con el paciente previamente para informarle y poder resolverle cualquier tipo de duda que pueda tener.

Solicite una CITA al 965 200 005

Abrir chat