En los últimos años la quiropráctica se ha situado como una de las mejores alternativas para disfrutar de una vida más saludable, con la que se corrigen trastornos mecánicos del sistema musculoesquelético, y se alivian los síntomas provocados por dichos trastornos.

Aun así, todavía son muchas las personas que no saben en qué consiste un tratamiento quiropráctico, y desde Clínica QO vamos a tratar de aclararlo con este post.

 

¿Qué es un tratamiento quiropráctico y para qué sirve?

Un tratamiento quiropráctico consiste en la aplicación de diferentes técnicas manuales destinadas a detectar, corregir y prevenir alternaciones en el sistema musculoesquelético, especialmente aquellos desequilibrios de la columna vertebral que afectan directamente al funcionamiento del sistema nervioso, del cuerpo o de la salud en general.

Las técnicas que se utilizan en un tratamiento de quiropráctica son manuales, seguras y efectivas, con las que el quiropráctico realiza una serie de movimientos suaves y totalmente indoloros, con los que consigue volver a posicionar correctamente las articulaciones, y al mismo tiempo, restablecer la comunicación de la columna con el sistema nervioso.

Cada profesional puede tener su propia forma de actuar, por ello a continuación te vamos a contar en qué consiste el tratamiento quiropráctico de Clínica QO.

 

Si necesitas que un quiropráctico especializado valore tu caso y elabore un diagnostico y tratamiento personalizado para ti y tus dolencias no dudes en RESERVAR TU CITA AQUÍ

 

El tratamiento quiropráctico de Clínica QO consta de 4 fases

Fase de reconocimiento y evaluación

Un tratamiento quiropráctico comienza con la fase de reconocimiento y evaluación, donde realizaremos un detallado estudio de cada paciente, para así detectar la causa que está provocando el problema y poder aplicar el tratamiento de quiropráctica más eficaz. Porque en Clínica QO cada tratamiento quiropráctico es específico y personalizado para cada paciente.

Durante la fase de reconocimiento y evaluación revisaremos el historial clínico del paciente, realizaremos preguntas sobre la condición física y haremos un completo estudio de la columna vertebral y el sistema nervioso.

Hecho esto, el paciente estará listo para comenzar a recibir el tratamiento quiropráctico, y pasar a la fase intensiva.

Fase intensiva

En la primera sesión es habitual que el sistema nervioso esté desequilibrado, por ello en la fase intensiva se realizan ajustes quiroprácticos con una mayor frecuencia, comenzando con un tratamiento más intensivo.

Aunque dependerá de cada paciente, en la fase intensiva lo ideal es realizar las sesiones frecuentemente, ya que de esta forma se podrán aliviar los síntomas de manera más rápida y eficaz, consiguiendo un gran alivio desde la primera sesión. Aun así, es importante no romper con el tratamiento, ya que aunque se haya experimentado alivio, el problema no estará solucionado, y de lo contrario, volverá a aparecer al cabo de un tiempo.

Fase correctiva

Ya con los músculos y tejidos más relajados, y con las vértebras mejor posicionados, el cuerpo gana una mayor flexibilidad. Esta es la fase correctiva del tratamiento, donde las sesiones incluyen ejercicios, estiramientos y otras áreas, ya que aquí el objetivo de las sesiones será corregir la columna, fortalecer los músculos y optimizar la salud en general.

Pero a pesar de la mejoría, el sistema nervioso todavía está frágil, por lo que es importante no abandonar el tratamiento, ya que de lo contrario es muy probable que el problema vuelva a aparecer.

Fase de mantenimiento

La última fase del tratamiento quiropráctico es la fase de mantenimiento, donde se realizan ajustes quiroprácticos a modo preventivo. Llegados a esta fase se habrá conseguido una buena recuperación, pero los ajustes quiroprácticos ayudarán a prevenir una posible recaída y a disfrutar de una mejor calidad de vida.

En la fase de mantenimiento las sesiones serán menos frecuentes, y permitirán detectar cualquier posible problema y corregirlo en su fase inicial, antes de que se convierta en algo más grave.