Logotipo de la Clínica QO en blanco

Descubre qué es una escoliosis: Tipos, Causas y Opciones de Tratamiento

Una escoliosis es más que una simple curvatura en la espalda; es una condición compleja con diversas formas y efectos en la postura y la salud. En este artículo, descubrirás que es una escoliosis, los tipos de escoliosis que existen, reconocerás sus síntomas y aprenderás sobre los métodos de diagnóstico y las opciones de tratamiento disponibles. Descubre los mejores ejercicios para Escoliosis ¡Haz Click Aquí!
Una contribución de James Birdseye

Tabla de contenidos

Puntos Clave


 

    • La escoliosis es una desviación lateral de la columna que puede presentarse en diferentes formas y grados de severidad, afectando la postura y la simetría corporal y puede acompañarse de una torsión rotacional de las vértebras.

    • Existen tres subtipos principales de escoliosis clasificados según su origen: idiopática, con causas desconocidas pero de posible naturaleza multifactorial; congénita, relacionada con malformaciones vertebrales presentes desde el nacimiento; y neuromuscular, asociada a condiciones que afectan el sistema nervioso y los músculos.

    • El tratamiento de la escoliosis varía en función de su gravedad e incluye desde el uso de corsés y fisioterapia hasta procedimientos quirúrgicos como la fusión vertebral, especialmente en casos de curvaturas pronunciadas.

Definición de escoliosis: ¿Qué es y cómo se desarrolla?

La escoliosis se define como una desviación lateral de la columna vertebral que, en condiciones normales, es recta. Este trastorno se desarrolla a partir de una curvatura anormal que puede reducir el espacio dentro del pecho, afectando la postura y causando síntomas de la escoliosis.

La escoliosis puede adoptar diversas formas, como una curva en forma de S o una curva en forma de C, e incluye con frecuencia una torsión rotacional de las vértebras.

Las causas de la escoliosis pueden variar según el tipo de escoliosis y puede perturbar la postura y la simetría corporal al inducir rotación en los huesos de la columna, lo que resulta en la elevación asimétrica de un hombro, omóplato o cadera en comparación con el otro lado.

Tipos de escoliosis y sus diferencias

 

 

Existen tres subtipos de escoliosis según su causa: idiopática, congénita y neuromuscular. Cada tipo se presenta de una manera distinta, tiene diferentes causas y características.

Profundicemos en cada una de estas formas de escoliosis.

Escoliosis idiopática

La escoliosis idiopática es una deformidad de la columna vertebral que tiene una prevalencia aproximada del 2% y no cuenta con una causa específica conocida. Esta condición no está relacionada con factores como llevar mochilas pesadas, adoptar malas posturas, practicar deportes o dormir en una posición determinada. Se define por una deformidad de la columna en el plano anteroposterior superior. Se cree que es una enfermedad multifactorial en la que intervienen factores genéticos y ambientales.

La escoliosis idiopática se clasifica en tres grupos según la edad de aparición:

  1. Escoliosis idiopática infantil

  2. Escoliosis idiopática juvenil

  3. Escoliosis idiopática del adolescente

Escoliosis congénita

La escoliosis congénita es una condición en la que los huesos de la columna vertebral de un bebé no se forman normalmente antes del nacimiento, lo que puede resultar en una curvatura lateral de la columna. Si la columna no se forma correctamente, puede causar escoliosis congénita. Aunque las causas precisas de la escoliosis congénita son desconocidas, se han formulado algunas hipótesis que incluyen la exposición de la gestante a toxinas, la diabetes gestacional o la ingesta de ciertos medicamentos durante el embarazo.

La escoliosis congénita puede tener un impacto significativo en el crecimiento y desarrollo de un niño, dado que la estructura anómala de la columna vertebral puede ocasionar desequilibrios y complicaciones en el desarrollo físico.

Escoliosis neuromuscular

La escoliosis neuromuscular es uno de los tres tipos primarios de escoliosis, identificada por una curvatura inusual en forma de S o C de lado a lado en la columna vertebral.

Se desarrolla como consecuencia de enfermedades que impactan el sistema nervioso y afectan los músculos, incluyendo afecciones como la parálisis cerebral, la distrofia muscular y la espina bífida.

La escoliosis neuromuscular guarda una relación directa con enfermedades neuromusculares como la distrofia muscular y la parálisis cerebral. Estas condiciones pueden ocasionar debilidad y desequilibrio muscular, lo que conduce al desarrollo de la curvatura en la columna vertebral.

Síntomas comunes de la escoliosis

 

back pain, body pain, ergonomics

 

Los síntomas iniciales de la escoliosis pueden incluir asimetría en los hombros, prominencia de un omóplato sobre el otro y desigualdad en la cintura con un lado más elevado.

En el caso de los niños, estos signos pueden ser visiblemente evidentes, junto con una prominencia costal y una curvatura notable en la columna.

En situaciones de escoliosis grave, la deformidad de la columna puede alcanzar un grado tal que la caja torácica ejerza presión sobre los pulmones, lo que resulta en una dificultad respiratoria para el paciente. Este problema puede afectar la calidad de vida del paciente y requerir tratamiento médico.

Las personas adultas con escoliosis tienen una probabilidad mayor de experimentar dolor crónico en la espalda en comparación con individuos que no presentan esta condición.

El tratamiento adecuado puede ayudar a controlar la progresión de la escoliosis y aliviar el dolor.

Diagnóstico de la escoliosis: Proceso y pruebas utilizadas

El diagnóstico de la escoliosis se realiza mediante un examen físico, que incluye la búsqueda de signos como la desviación lateral de la columna vertebral, dolor de espalda o lumbago, debilidad o cansancio en la columna después de estar parado o sentado por largos periodos.

Este proceso se complementa con un historial médico detallado que toma en cuenta la historia familiar que puede incidir en la prevalencia de la enfermedad. Para llevar a cabo este proceso, el médico diagnostica la escoliosis a través de una serie de pruebas y evaluaciones.

 

 

Las radiografías convencionales se utilizan para validar el diagnóstico de la escoliosis y evaluar la magnitud de la curvatura de la columna vertebral. La imagen proporcionada por las radiografías permite a los médicos evaluar la gravedad de la escoliosis y planificar el tratamiento adecuado.

Las pruebas de imagen como la resonancia magnética y la tomografía computarizada proporcionan más detalles sobre la gravedad de la curvatura espinal y ayudan a confirmar el diagnóstico.

Opciones de tratamiento para la escoliosis

El proceso de tratar la escoliosis depende de la gravedad de la curvatura y de la edad del paciente. Las opciones de tratamiento pueden variar desde medidas no quirúrgicas, como el uso de corsés y fisioterapia, hasta intervenciones quirúrgicas en casos más severos.

Profundicemos en cada una de estas opciones.

Tratamiento no quirúrgico: Corsés y fisioterapia

El corsé ortopédico es empleado para corregir la desviación de la columna vertebral, representando el primer paso en el abordaje no quirúrgico de la escoliosis idiopática, siendo prescrito por un profesional médico.

Por otro lado, la quiropráctica desempeña un papel crucial en el tratamiento de la escoliosis; contribuye a mejorar la curvatura, fortalece los músculos de la espalda y promueve una mejor postura a través de ejercicios específicos.

La quiropráctica puede ser un enfoque complementario en el tratamiento de la escoliosis, pero es importante comprender que no puede «curar» la escoliosis de manera definitiva.

Aquí hay algunas maneras en las que la quiropráctica puede ayudar a las personas con escoliosis:

1. Reducción de la Tensión Muscular y Alivio del Dolor

2. Mejora de la Movilidad Articular

3. Enfoque en la Función Neuromuscular

4. Educación sobre Postura y Ejercicios

 

Es crucial señalar que el tratamiento quiropráctico debe ser parte de un enfoque integral y multidisciplinario para la escoliosis. Es importante trabajar en estrecha colaboración con otros profesionales de la salud para desarrollar un plan de tratamiento adaptado a las necesidades individuales de cada persona con escoliosis.

Cirugía para la escoliosis: Indicaciones y procedimientos

 

Radiografía postoperatoria de la columna vertebral tras cirugía de escoliosis

 

En algunos casos, cuando la curvatura es muy pronunciada, se puede recomendar la cirugía. Los criterios para la realización de la cirugía de escoliosis se fundamentan en la magnitud de la deformidad de la columna vertebral y la localización de la curvatura.

El propósito de la cirugía para corregir la escoliosis es rectificar la columna vertebral y alinear los hombros y las caderas para resolver la afección en la espalda. Sin embargo, haremos especial énfasis en la prevención para evitar llegar a este punto.

Prevención y cuidados en el manejo de la escoliosis

Aunque no se conocen medidas preventivas específicas para la escoliosis, la detección temprana y el seguimiento regular son fundamentales para un manejo adecuado y evitar complicaciones a largo plazo. El examen clínico espinal y la radiografía son los principales métodos para detectar tempranamente la escoliosis, lo que permite un seguimiento y manejo adecuado desde el inicio.

Las complicaciones a largo plazo de la escoliosis no tratada podrían abarcar un incremento en el grado de la curvatura de la columna vertebral, pérdida de flexibilidad, dificultades respiratorias y dolor progresivo.

Por lo tanto, es importante mantener una postura adecuada, realizar ejercicios de fortalecimiento de la espalda, como la natación, cuidar de la higiene postural, prevenir el sobrepeso y realizar actividad física regular.

Resumen

En resumen, la escoliosis es una condición que puede tener un impacto significativo en la vida de las personas si no se maneja adecuadamente. Aunque no existe una cura definitiva, hay varias opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a los pacientes a vivir una vida plena y saludable. La detección temprana y un seguimiento regular son clave para prevenir complicaciones graves y mejorar la calidad de vida de los pacientes con escoliosis.

Preguntas frecuentes

¿Qué es escoliosis y porque se da?

La escoliosis es una desviación lateral de la columna vertebral, la cual puede ser causada por problemas en el sistema nervioso o por desviaciones en la formación de las vértebras y costillas en bebés.

¿Cómo prevenir la escoliosis?

La prevención de la escoliosis se centra en mantener una buena postura, realizar ejercicio regular para fortalecer la espalda y el núcleo, cuidar la ergonomía en el entorno de trabajo, controlar el peso, someterse a exámenes médicos regulares, evitar malos hábitos posturales, moderar el uso de dispositivos electrónicos y aumentar la conciencia sobre la importancia de la salud de la columna vertebral.

La atención médica y el asesoramiento profesional son esenciales para abordar cualquier predisposición genética o condiciones médicas subyacentes.

¿Cuáles son los mejores ejercicios si tengo escoliosis?

Para las personas con escoliosis, los ejercicios pueden ser beneficiosos para fortalecer la espalda, el núcleo y mejorar la flexibilidad.

Estiramientos de la espalda, ejercicios de fortalecimiento del núcleo, movimientos de rotación controlada, actividades como Pilates, yoga y natación, así como ejercicios de estabilidad con una bola de ejercicio, pueden ser considerados.

¿Tienes dudas sobre este tema? ¡Escríbenos!

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Reciba recomendaciones exclusivas y ejercicios terapéuticos probados de nuestros especialistas en Quiropráctica, Osteopatía y Fisioterapia directamente en su correo electrónico cada dos semanas. Nuestro boletín le ofrece:

  • Consejos expertos para mantener una columna vertebral saludable y una postura óptima.
  • Ejercicios efectivos que incrementarán su bienestar.
  • Ofertas especiales y contenidos diseñados exclusivamente para nuestros suscriptores.

¡Suscríbase ahora y dé el primer paso hacia una vida más saludable!

Es necesario cargar contenido de reCAPTCHA para enviar el formulario. Ten en cuenta que al hacerlo compartirás datos con terceros proveedores.

Más información

Artículos relacionados

× ¡Escríbenos!